Actualmente, Pemex tiene subutilizados sus ductos de gas LP, lo que se traduce en un costo de oportunidad significativo para la capacidad de transporte que podría ser utilizada por empresas privadas y aprovechar las ventajas logísticas. De acuerdo con el estudio “Transición hacia mercados Competitivos de Energía: Gas LP”, de la Cofece, dada la eficiencia de este tipo de transporte en términos de costos y oportunidad para conducir y entregar grandes cantidades de combustible, la subutilización o la restricción artificial del acceso a esta capacidad ociosa encarece la cadena de valor del Gas LP, y por lo tanto tiene impactos en los precios finales.

Fuente: Reforma, Negocios, p.7, Karla Omaña