La baja disponibilidad de gas natural en México estaría generando en el corto plazo una crisis para el sector industrial y la generación de electricidad, pues la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) es la más baja en casi 14 años. A esta situación se suma el que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no ha emitido la constancia de aceptación para inicio de operación y servicio del ducto Texas-Tuxpan, con el cual se pretendía incrementar 40% la importación del hidrocarburo, esto luego de que inició un proceso de arbitraje para anular algunas cláusulas del contrato que firmó con IEnova y TransCanada.

Fuente: Excélsior