Así como el hurto de la gasolina lleva años de ser otra arista del botín que se reparten los grupos delictivos arraigados en el país, la mayoría ligados al narcotráfico, otra víctima de éstos es el rubro del gas LP. Con la crisis de la gasolina, el reparto del gas LP no se ha visto amenazado, puesto que el 80% de las unidades utilizan diésel y gas LP. Es claro que el costo de un desabasto en este terreno sería dolorosísimo, ya que en invierno se consumen entre 25% y 30% más de gas LP, que en el resto del año. Esta realidad ya se ha expuesto a SENER de Rocío Nahle y la propia PEMEX por parte de los miembros de AMEXGAS.

Fuente: Heraldodemexico.com.mx