A la calificadora Moody’s le preocupa más la falta de claridad en la política económica del gobierno federal, principalmente en materia energética, que la eventual imposición de aranceles por parte de Donald Trump. Esta semana, la agencia financiera bajó la perspectiva de la calificación crediticia de México y Pemex de “estable” a “negativa”, ante el deterioro de la economía nacional.

Fuente: El Heraldo De México