La calificadora Moody’s dijo que las decisiones de arranque de gobierno están ahuyentando la inversión privada, lo que se suma a la presión por la situación financiera de Pemex, con lo que se espera un menor crecimiento para la economía mexicana en 2019. Típicamente se tiene un periodo de pausa en las inversiones cuando hay una nueva administración. Pero ese periodo es corto y acá lo vemos más prolongado. Sí vemos que muchos de los proyectos de inversión privada están reaccionando negativamente a las medidas que tomó el gobierno, dijo el analista para México de Moody’s, Jaime Reusche.

Fuente: El Universal