La Reforma Energética instaurada en el sexenio pasado sobrevivirá en el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien a pesar de haberse pronunciado en contra de ésta e incluso calificarla como un rotundo fracaso, decidió no darle marcha atrás, aunque esto la convierta en una ‘reforma de papel’, consideraron expertos. La cancelación tanto de las subastas eléctricas a largo plazo, como de las rondas petroleras, así como un debilitamiento indirecto a los órganos reguladores en materia energética generaron este escenario, señalaron expertos.

Fuente: El Financiero