Aunque Pemex continúa como el principal suministrador de gas LP en el País, los privados ya concentran 72 por ciento de las importaciones de este combustible, según revelan los datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). El año pasado, la petrolera mexicana sólo realizó 28 por ciento del total de las compras al exterior de gas LP en el País y el restante quedó en manos de empresas privadas.