AMLO dijo que el Gobierno Federal absorberá los pagos de deuda de Pemex, en un intento más por mejorar la situación financiera de la petrolera.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que este año el país absorberá pagos regulares de la deuda de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex)

Los pagos de amortización de deuda totalizarán más de 6 mil millones de dólares en 2021. La ayuda a Pemex fue anunciada por el mandatario como parte de sus esfuerzos para apuntalar a la petrolera fuertemente endeudada.

Octavio Romero, director general de la empresa productiva dijo durante la ceremonia del 18 de marzo que el presidente de la república se ofreció, desde la campaña, a rescatar a la petrolera nacional, y que lo estaba demostrando con acciones.

Los dos hablaron en un evento que marcó el aniversario de la expropiación de activos petroleros extranjeros en 1938. En el evento, los dos anunciaron que Pemex del descubrimiento de 500 a 600 millones de barriles en el campo Dzimpona.

Al cuarto trimestre del 2020, la deuda de Pemex sumaba 113 mil 200 millones de dólares, a pesar de varias inyecciones de capital del gobierno para impulsar sus débiles finanzas y de una sustancial reducción en la tasa de impuestos que paga la empresa.

El déficit fiscal de México se ampliará a 4.1% del producto interno bruto (PIB) este año, con el apoyo continuo a Pemex aumentando la deuda, dijo la agencia calificadora Moody’s a fines de febrero. Moody’s también estimó que la petrolera necesitará 14.7 mil millones en apoyo del gobierno solo en 2020.

López Obrador dijo que la factura tributaria de Pemex se reducirá aún más, sin brindar ningún detalle. También anunció una fuerte reducción en el objetivo de producción de petróleo de la compañía que se adelanta a no más de 2 millones de bpd, expresándolo como un imperativo ambiental.

“Con esta producción moderada cumpliremos con el compromiso de reponer, y esa es la norma, el 100 por ciento de las reservas probadas. De esa manera evitaremos el uso excesivo de combustibles fósiles, seguiremos actuando con responsabilidad, y no afectaremos lo que heredarán las generaciones futuras ”, dijo López Obrador.

Vale la pena señalar que Pemex tenía como objetivo impulsar la producción de crudo a fines de 2018 a más de 2.6 millones de bpd para cuando el mandato de seis años del presidente terminara en 2024.

La compañía actualmente bombea alrededor de 1,7 millones de bpd y los analistas del sector en general se han mostrado pesimistas ante la probabilidad de un repunte rápido significativo.

Fuente Oil & Gas