El plan del gobierno para apoyar a Pemex, que incluye una inyección de recursos y herramientas fiscales por 5 mil 300 millones de dólares es importante, pero para Werner es necesario que se trace un plan de negocios para lograr un equilibrio. Claramente el gobierno está muy enfocado en ello, en alcanzar un equilibrio entre el apoyo que puede provenir del gobierno federal y eventualmente tener un plan de negocios, una estrategia comercial y productiva que mitiguen estas preocupaciones, explicó.

Fuente: El Financiero, Economía