El nuevo Centro de Logística para la Distribución y Transporte de Petrolíferos, que controlará la cadena de combustibles, genera críticas en la industria porque no pasó por un proceso de consulta. La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (AMEXGAS) secundó la solicitud de la ADG para que la Comisión revierta su decisión, y solicite a la Sener explicar más a detalle el proyecto, así como permitir que los interesados puedan opinar.

Fuente: Expansión.