Representantes de la industria del gas en México descartaron que haya un desabasto en el gas LP en el País, como ocurrió en el caso de la gasolina y diésel en los últimos días. De acuerdo con Luis Landeros, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas (ADG), la baja en el suministro que proviene del ducto Cactus-Guadalajara provocó que disminuyera el flujo, sin embargo eso no significó el cierre de terminales.

Fuente: Reforma